En verano, más pescado.

3 agosto 2020 0 Comentarios

Presumimos de tener la dieta más sana del mundo, la dieta mediterránea, pero la estamos perdiendo. Según un estudio de 2019, liderado por el Ceigram, la dieta española se está desviando del modelo mediterráneo hacia otra alternativa que contiene tres veces más carne, productos lácteos y azúcar, y un tercio menos de frutas, verduras y cereales.

El pescado, un alimento nutritivo, saludable, rico en proteínas y en aminoácidos esenciales, es parte de esa dieta mediterránea. No lo perdamos. Además en verano, el pescado y sus primos los mariscos, apetecen aún más.

Para que compres bien y, sobre todo, para que sepas que «bienpedir» en restaurantes y chiringuitos de playa, toma nota de los pescados que son de temporada en verano:

Boquerón

Como más ricos están es fritos en un buen aceite de oliva. La espina del boquerón es muy fina, de modo que cuando se fríen se pueden comer enteros. No seamos tiquismiquis. Además, la espina tiene mucho calcio.

Sardina

La sardina es un pescado azul o graso y es muy buena fuente de omega-3, que ayuda a disminuir los niveles de colesterol y de triglicéridos. Asada, en espeto, a la plancha, escabechada, al horno, marinada o en conserva, de todas las maneras están buenas las sardinas.

Salmonete

Se le incluye dentro de los pescados semigrasos. Su contenido proteico no es muy elevado, pero sus proteínas contienen todos los aminoácidos esenciales. Ligeramente enharinados y fritos en un buen aceite de oliva, unos salmonetes al borde de mar son un auténtico manjar.

Bonito

La grasa de este pescado azul es rica en ácidos grasos omega-3 y le podemos aplicar lo dicho sobre las sardinas. A la plancha, a horno o guisado, el bonito tiene un alto contenido en proteínas. Se pesca desde junio a octubre. A este periodo se le conoce con el nombre de «costera del bonito».

Emperador

No es tan graso como otros pescados azules. Precisamente por eso, cuando lo hagamos, normalmente a la plancha, debemos cocinarlo poco o quedará muy seco. El emperador se captura de mayo a septiembre.

Anguila

Sí, también pescados de río. La anguila capturada en verano es especialmente rica. Si andamos por costas levantinas el all i pebre es la receta que debemos pedir para saborearla.

¿Y los mariscos?

El verano es, en principio, la peor época para comer marisco. Ten en cuenta que durante el verano muchos ejemplares de hembras desovan y estarán, por lo tanto, menos llenos. Serán ejemplares más pequeños y de carne menos firme y más insípida. Ocurre especialmente con el centollo o el buey de mar.

Puestos a pedir, elige:

  • Mejillones
  • Almejas
  • Navajas
  • Nécoras
  • Centollas
  • Gamba gris
  • Langostinos

Fuente: 20minutos.es

Deje un comentario