Risotto de marisco

17 julio 2020 0 Comentarios

Si la paella es la receta estrella para cocinar el arroz en nuestra geografía, los italianos tienen otra fórmula: el risotto. La diferencia es que mientras que la paella necesita un buen sofrito, en el caso del risotto la clave es emplear un buen caldo y el arroz se debe ir removiendo para lograr el punto cremoso que caracteriza a esta preparación.

INGREDIENTES

🍚 400 Gr Arroz bomba
🐚 150 Gr Mejillones cocidos sin cascara
🦑 150 Gr Calamar
🦑 150 Gr Sepia (mini sepias)
🦐 150 Colas de Gamba peladas
🧅 1 Cebolla mediana
🍅 3 Tomates de pera (tienen más carne)
🌶 1 Pimiento morrón o (pimiento al horno)
🦷 1 Diente ajo
🍣 2 Barritas Surimi
🍷 1 Vasito vino blanco
🐟 3/4 Litro Caldo de pescado
🌶 Pimentón

PASO A PASO

Rallaremos las cebolla y por otro lado los tomates y los reservamos para primero picar muy fino el diente de ajo, y el pimiento morrón cortarlo en trozos.

Ahora en una sartén mediana pondremos un poco de aceite de oliva y procedemos a freír la cebolla hasta que coja color para agregar el diente de ajo al que le daremos unas vueltas para freír todo junto unos minutos más.

Ahora que la cebolla y el ajo estás fritos agregamos el tomate y hacemos un buen sofrito, que cuando lo tengamos terminado agregaremos el vasito de vino y dejaremos que reduzca a fuego medio.

Retiraremos a la cazuela donde vayamos a preparar el Risotto para dejar reservado este maravilloso sofrito y en la misma sartén del sofrito y con un poquito más de aceite de oliva freiremos los calamares y las sepias, cuando las tengamos fritas las reservamos junto con el sofrito en la misma cazuela.

En la cazuela ahora agregaremos el pimiento y las barritas de Surimi, las gambas y el arroz bomba con un poco de caldo de pescado y a fuego medio empezaremos al Risotto como siempre, dando vueltas poco a poco para que el arroz suelte su almidón y se impregne todo, no dejaremos de dar vueltas despacio y si falta caldo se lo iremos agregando caliente y poco a poco, nos ha de quedar un arroz pegajoso, esa es la gracia del Risotto.

Cuando el arroz lo tengamos casi terminado es el momento de agregar los mejillones y una pizca de pimentón de la vera para acabar dando las últimas vueltas al estupendo Risotto.

NOTA: Si nos falta caldo de pescado podemos agregar un poco de agua pero siempre caliente para no cortar la cocción del Risotto, y si agregamos todo de caldo de pescado, puede salir el arroz un poco fuerte de sabor, pero no poner nunca sal, todo ello proviene del mar y ya lleva la suya natural.

LISTO PARA EMPLATAR

¡A disfrutarlo!

Deje un comentario